25 febrero, 2013

Qué hacer para mejorar la fiesta de los patios

Las asociaciones reclaman escuelas taller para apoyar en el cuidado de los recintos, voluntariado que ayude a organizar las colas y más implicación empresarial e institucional. No son las únicas asociaciones ligadas a los patios. Hay alguna más, aunque éstas son las que han salido a la palestra hasta el momento y reivindican ser interlocutores sobre el futuro de la fiesta declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

MIGUEL ÁNGEL ROLDÁN Asociación Amigos de los Patios (1974)

El presidente de la asociación decana en patios cree que es urgente que el Ayuntamiento «nos siente a todos» y marque unas directrices para coordinar las acciones «y evitar que cada uno haga la guerra por su lado». Considera que «sería interesante que Turismo ofertara rutas organizadas a los patios que quieran abrir fuera de concurso» e insiste en la necesidad de «educar a los visitantes, para que entiendan que entran en la casa de un particular, donde vive gente, y que deben respetar todo lo que ven». Para ello, sugiere que haya folletos con las normas básicas de civismo a la entrada de las casas y equipos de voluntarios que expliquen a los turistas qué es lo que están viendo y cómo comportarse, con el fin de evitar que los propietarios se vean desbordados o se tengan que enfrentar a desconocidos.

LEONOR CAMORRA Asociación Claveles y Gitanillas (1997)

Para Leonor Camorra, la proliferación de asociaciones es algo que ella achaca a que hay propietarios que desean aprovechar el momento para sacar rendimiento económico a esta actividad. Respeta la decisión de todo el mundo, pero aboga por sentarse a hablar y aunar esfuerzos para que la fiesta no se debilite. Considera que se ha avanzado mucho en los últimos años, pero que los patios se enfrentan a un momento decisivo en el que hay que remar en la misma dirección. Entre sus metas sigue habiendo retos pendientes como el mantenimiento de las escuelas taller con sede en los patios, la organización de las visitas para evitar aglomeraciones y la creación de equipos de voluntarios.

JOSÉ MARÍA RUIZ Asociación Sociocultural Patios (2012)

El presidente de esta asociación sociocultural pone el acento en la conservación de «la esencia de esta forma de vida, que es por lo que la Unesco nos ha premiado». Contrario a abrir los patios si no es en mayo, cree que «en lugar de subvenciones, lo que hace falta es más apoyo a los propietarios e inquilinos de los patios». Sugiere la elaboración de un plan de tráfico «como se hace en la feria o en Semana Santa», más vigilancia y la creación de escuelas taller, «como se hizo hace unos años», que trabajen en la conservación de las plantas, en rehabilitación o mantenimiento, «ya que abrir un patio supone mucho esfuerzo y hay muchas casas en las que viven personas mayores». Por último, insta a la sociedad a colaborar «como voluntarios» y a las empresas, a implicarse «con una fiesta que es de todos» y que beneficia a muchos sectores.

CARMEN OGAYAR Asociación Patios Alcázar Viejo (2013)

Esta asociación nace con la intención de abrir los patios del Alcázar Viejo más tiempo y evitar así las aglomeraciones de mayo. Para ello, los socios quieren crear una ruta en el barrio que, según la presidenta, empezará a funcionar en marzo y continuará todo el año, salvo los días de concurso, septiembre y diciembre. Reproduce la idea puesta en marcha por la empresa de Rafael Barón, que gestiona la ruta Descubrir los patios de Córdoba . En este caso, según Ogayar, el dinero que se obtenga «se reinvertirá en los recintos», de ahí que la fórmula empleada sea una asociación y no una empresa. También creen que hay que potenciar las actividades culturales.