Acceso a personas con movilidad reducida (practicable)


Manuel y Paula priman las especies clásicas de los patios y las plantas mediterráneas. Pero ello no significa que el patio, que pertenece a un edificio que data de principios del siglo XIX, esté anclado en el pasado.

La casa de Chaparro, 3, se construye en 1988 y la componen seis viviendas. Desde sus inicios, los vecinos que en ella habitan han mantenido la tradición de las casas de vecinos de Córdoba. Aunque es una construcción de arquitectura moderna, el patio cuenta con una superficie de cien metros cuadrados y ha sido el lugar de encuentro de sus habitantes, espacio de convivencia y entorno donde compartir los buenos momentos. 

Este Patio, cuyo propietario es Rafael Barón Jiménez, pertenece a una casa erigida recientemente siguiendo el estilo de la arquitectura más tradicional.

Este Patio está situado perpendicular a la calle Mariano Amaya. Es un patio caracterizado por tener un largo pasillo, dominado por geranios y gitanillas, hasta desembocar al patio en sí, que Elisa Pérez Laguna y Teresa Rodríguez cuidan con esmero cada año. Lleva presentándose a concurso desde el año 1993 y desde entonces ha obtenido dos Accésit, uno en 1993 y otro en 1995.

La vivienda que lo alberga consta de dos niveles que se unen mediante una escalera con barandilla de hierro. Su estructura conforma un pequeño pasillo que sirve de recibidor en la planta inferior. Al atravesar este espacio se encuentra un moderno pórtico compuesto por esbeltas columnas de metal. Su suelo presenta una original decoración que contrasta con el pavimento de losas de barro del resto del patio.

Este Patio lleva presentándose al concurso más de una década en la categoría de Arquitectura Antigua. Es un Palacete Barroco fechado en 1782 como puede verse a la entrada. Su propietario, Manuel Cachinero Madueño, se encarga del regado y cuidado de las plantas.

Tras un paréntesis de tres años sin participar, se vuelve a presentar a concurso en la presente edición de 2016. Con ello se puede volver a disfrutar de la belleza de este patio con pavimento de chino cordobés sobre el que observamos un antiguo brocal árabe con una curiosa seña de identidad.

Actualmente se encarga del mantenimiento de este patio del Alcázar Viejo Lola Jurado Carmona. Tras varios años presentándose a concurso ha sido premiado en numerosas ocasiones.