Santiago / San Pedro

Accesos a patios situados en las barriadas de Santiago / San Pedro de Córdoba, podrá obtener información mas detallada de los mismos así como fotografías pulsando sobre la imagen del patio.

Macetas en la paredes, jazmines y un limonero centenario son las señas de identidad de este patio que lleva ya más de una década abriendo sus puertas durante el concurso de patios de Córdoba. Cuanta también con una colección de objetos antiguos y un lavadero de madera.

Casa patio de construcción renovada, que mantiene la tipología tradicional de patio porticado con arcos de medio punto, presidido por fuente central, en este caso en forma de estrella y revestida de azulejos inspirada en el pasado árabe de la ciudad.

Inmueble del siglo XIX, levantado sobre las antiguas caballerizas de una casa palacio. Abre las dos plantas de uno de sus lados con un esbelto pórtico de arcos de medio punto apoyados sobre pilares de fábrica de ladrillo visto.

Antigua casa de vecinos, original del siglo XVIII, aunque muy transformada a finales del siglo XX. En ella se siguen conservando las mismas viviendas que tenía, aunque destinadas a alojamiento turístico.

Este Patio, cuya propietaria actual es Ana Muñoz Fimia, lleva presentándose a concurso desde 1975, siéndole concedido un Cuarto Premio y en multitud de ocasiones ha recibido Accésit, completándose ese palmarés con el Primer Premio en la categoría de Arquitectura Antigua obtenido en el año 2005.

Ubicado en lo que fue una casa de vecinos, donde llegaron a habitar cerca de treinta familias, pertenece en la actualidad a José Antonio Espinosa Ruiz que, junto a su mujer, cuida con esmero la gran variedad floral que alberga el mismo.

Conocida como la «Casa de las Campanas», su nombre proviene de haber albergado una fundición de campanas. Conserva muestras de la primera construcción mudéjar, por ejemplo en los arcos que rodean el patio de tipo angrelado, es decir, formado por multitud de pequeños arquitos de esta época.

Antigua casa vecinal de reminiscencias romanas y con esencia árabe, nos abre sus puertas la familia propietaria para impregnarnos del sabor de una tradicional filosofía de vida. En él un Zaguan, guardado por una cancela que alterna la forja con la madera, dando paso al propio patio donde una antigua zapatería era el centro artesanal del barrio.

El acceso al patio se hace a través de la casa, algo inusual en la arquitectura tradicional cordobesa. El patio conserva las dos alturas que tenia en su origen, estas alturas se encuentran divididas por un frontal recubierto por los ladrillos originarios de la construcción.

Este Patio lleva presentándose al concurso más de una década en la categoría de Arquitectura Antigua. Es un Palacete Barroco fechado en 1782 como puede verse a la entrada. Su propietario, Manuel Cachinero Madueño, se encarga del regado y cuidado de las plantas.