4 marzo, 2013

Los pases de fin de semana de patios no se podrán reservar antes de abril

Una vez anunciada la intención del Ayuntamiento de regular el acceso a los patios durante los dos fines de semana de concurso con pases que se  adquirirán en una plataforma digital, cada vez son más quienes se interesan por reservar sus entradas, algo que no será posible antes del mes de abril.

Y es que, según el Ayuntamiento, la aprobación de las bases del concurso en junta de gobierno local aún podría demorarse «una o dos semanas», tras lo cual deberá abrirse el plazo para la presentación de candidatos, que se prolongará de 15 a 20 días. A continuación, tendrá lugar la visita a los recintos del comité de selección y, una vez elegidos los 50 concursantes, aún habrá un plazo de 3 días para posibles alegaciones, lo que demorará el diseño de las rutas al menos un mes más.

El Ayuntamiento tiene por delante una verdadera contrarreloj. Al tiempo que publica las bases del concurso de patios, deberá movilizar y formar a los 200 voluntarios que se necesitarán para controlar el acceso a los recintos. Cuatro por cada uno de los 50 patios si se establecen dos turnos, ya que la intención del Consistorio es que un voluntario controle la entrada y otro la salida. De momento, según las fuentes municipales consultadas, aún no se ha activado ningún lugar donde los interesados puedan inscribirse para este fin. Además de apuntarse, los voluntarios deberán recibir un cursillo en el que se les informará de las tareas que deben cumplir, en qué horarios, además de formarles para actuar ante situaciones complejas o disputas que pueden presentarse al tener que controlar el acceso de zonas que se prevé que estén muy masificadas.

Estrenar el título de la Unesco no será el único reto de este año. La puesta en marcha de una iniciativa piloto para la reserva de pases de fin de semana con el objetivo de evitar la masificación supone un hándicap añadido cuyo éxito dependerá de la eficacia del sistema. Para empezar, el Ayuntamiento deberá idear un mecanismo que haga accesible la reserva a todo el mundo, independientemente de su mayor o menor manejo de las nuevas tecnologías, para evitar que haya viajeros que no puedan adquirir los pases por no controlar la plataforma digital. Según el presidente de la Asociación de Guías Turísticos de Córdoba, Luis Alvarez, también habrá que evitar la picaresca. «Ocurrió en la Alhambra de Granada, la gente reservaba masivamente las entradas para luego revenderlas», señala, «algo que podría darse con los patios, máxime si los pases son gratuitos». Teniendo en cuenta que se trata de casas particulares, con derecho a descanso y con horarios limitados, concienciar a las visitas y hacerles entender qué es exactamente lo que están viendo también será fundamental para evitar altercados, según Alvarez o el presidente de Amigos de los Patios, Miguel Angel Roldán, que sugiere el reparto de normas básicas entre los visitantes.

Para los guías turísticos, el éxito de la Fiesta de los Patios, que «lleva una década degradándose a causa de la masificación creciente» estaría en desincentivar la visita de estos recintos durante los fines de semana de concurso. «Si los pases consiguen eso, mucho mejor», afirma, «se han visto verdaderos asaltos a casas, flores rotas, mucha agresividad, colas interminables… en una fiesta que se basa en la convivencia y en el disfrute de lugares singulares». Pero conseguir que la gente venga a Córdoba entre semana en pleno mes de mayo no es tarea fácil, por lo que sugieren que de cara a próximas ediciones «se amplíen los días de concurso». Otra alternativa es la de visitar los patios fuera del mes de mayo, con iniciativas como la de Rafael Barón, que desde el 1 de marzo y hasta que empiece el concurso ofrece visitas guiadas por una serie de recintos bajo el título Descubrir los patios cordobeses (12 euros adultos y 9 niños)