22 abril, 2013

Los turistas hospedados tendrán garantizado su pase a los patios

Amelia Caracuel, ya que tratará de regular el acceso a los patios para evitar las aglomeraciones y las colas de años pasados. Máxime, el primer año tras el reconocimiento de la Unesco, cuando se espera que se incrementen notablemente esas visitas. Sin embargo, como reconoció el creador de la plataforma, Alfredo Romeo, «el sistema no es infalible», no erradicará las colas y además será la primera vez que se ponga en marcha, con los riesgos que eso conlleva.

Por eso, el propietario de la empresa Intelify pidió un voto de confianza para su plataforma digital, que nació envuelta, hay que recordar, en la polémica por su adjudicación. De hecho, la empresa terminó cediendo gratuitamente su trabajo al Ayuntamiento, después de que no fuera posible que el Consistorio la contratara por la relación conyugal existente entre el propietario y una asesora municipal. A la postre y como propuso el PSOE, el Ayuntamiento decidió que el coste de la central de reservas (16.520 euros) revirtiera en los propietarios de los patios.

Al margen de la polémica, en el encuentro de ayer quedó claro que los hoteleros cordobeses dispondrán de un cupo de reservas «suficientes». Además, al menos en hoteles con capacidad superior a las 150 plazas, el Ayuntamiento se ha brindado a establecer puntos de información con voluntarios para que despejen todas las dudas que pudieran tener los turistas. La reunión mantenida ayer trató de aclarar las que la implantación de este nuevo sistema hubiera generado entre los profesionales del turismo en Córdoba. En último lugar hay que decir que la herramienta será de utilidad porque por primera vez y de manera real podrá conocerse el número de visitantes que tienen los patios cordobeses los fines de semana.