Búsqueda orden alfabético  – A|B|C|D|E|F|G|H|I|J|K|L|M|N|Ñ|O|P|Q|R|S|T|U|V|W|X|Y|Z

  • Palacios hay muchos, pero ninguno como Viana en Córdoba. Porque en Viana, tras las sobrias paredes blancas, apenas salpicadas de espacios abiertos que nos dejan adivinar el interior, se concreta, como en ningún otro edificio de Córdoba y Andalucía, la delicia de los patios, esos espacios hechos de aire en los que la arquitectura se pone al servicio del jardín; donde se rinde un homenaje a las plantas, a las flores, a la luz y el agua.

  • Este Patio, ubicado en el casco antiguo de la ciudad, fue construido en 1984. Los dueños de esta vivienda unifamiliar se dedican por completo, durante el año, al mantenimiento de las plantas y a su cuidado ornamental, en el que destaca una amplia gama de minuciosos detalles que merecen la pena ser contemplados. El patio, abre sus puertas a toda aquella persona interesada por el cuidado de las plantas y aficionada a esta tradición cordobesa.

  • Este Patio, cuya casa se remonta a 1579, participó hasta 1980 en el Festival de Patios Cordobeses en tres ocasiones (1951, 1969, y 1980), produciéndose un paréntesis en la participación de dicho Festival.

  • Ubicado en una casa de más de 400 años de antigüedad este patio formó, junto con la vivienda número seis de esta misma calle, parte de un convento pasando posteriormente a ser usadas ambas como cuartel. Se presenta por primera vez al concurso en el año 2005, siendo su propietaria Mª Milagros Aznar Rubio, gran amante y coleccionista de plantas curiosas y exóticas, destacan: una dizigoteca, una araucaria, un limpiatubos…

  • Este Patio, cuyo propietario es Rafael Barón Jiménez, pertenece a una casa erigida recientemente siguiendo el estilo de la arquitectura más tradicional.

  • Para muchos, directamente, es el patio con mayor esplendor botánico. Y es que, a pesar de que es solo la quinta vez que se presenta al concurso (para recibir tales elogios muchos patios deben esperar y atesorar décadas de experiencia), Balbuena ya tiene su recinto entre los 20 más premiados de los que compiten actualmente.

  • María Ángeles vivió muy de pequeñita en esta casa, en la que en su día llegaron a residir hasta siete familias, y, cuando llegó el momento de rehabilitarla o inmolarla bajo la piqueta, se hizo con el edificio al que cada año acerca un poco más a sus raíces.

  • Hasta participando en el certamen fuera de concurso, la presencia del Palacio de Viana supone un agravio comparativo. Y es que con sus 12 patios, sus 6 siglos de historia viva, el programa cultural de la Fundación Cajasur, 6.500 metros cuadrados de dependencias y su moderna concepción museística,no hay mejor ejemplo en el mundo para comprender el papel que el patio jugó históricamente en las casas nobles en el sur europeo.

  • “Soy arqueólogan, no me importa trabajar con la tierra”, bromeaba en el 2015 la siempre afable María Dolores Baena, directora del Museo arqueológico, en el primer año en el que este centro científico y divulgativo participaba fuera de competición en el certamen de patios.

  • Cristina Bendala cuida un patio enorme que no solo fue casa de vecinos (nada menos que una decena de familias vivían en él), sino también huerto, aprovechando espacios que hace tiempo quedaban en el interior de muchos recintos de la Axerquía.

  • El Palacio de Orive participa por séptima vez fuera de competición en el Concurso Municipal de Patios, convertido ya en uno de los hitos imprescindibles del certamen.

  • Por quinto año consecutivo, la Delegación de Defensa abre su patio principal coincidiendo con el certamen municipal. Se trata de una iniciativa que se mantiene desde que la Fiesta de los Patios fue reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en el 2012, y dentro del amplio programa de la delegación de colaboración con colectivos y la sociedad civil en la que el Oratorio de San Felipe Neri (en el mismo edificio) es también un referente.