Tiene todos los elementos del patio tradicional cordobés: el suelo de chinos, las tejas de los voladizos, la escalera, un lavadero con pila árabe y un viejo pozo con brocal de piedra. Sus paredes están adornadas, sobre todo, por geranios, gitanillas, begonias, bola del rey o jazmines.

Lo concebimos como una habitación y tiene una vista impresionante desde la calle, a través de la ventana, que dejamos abierta. Sus elementos decorativos tienen siglos; destacan aperos de labranza, unas basas que pertenecieron al busto del escultor Mateo Inurria o una muy antigua colección de platos de cerámica”.

Cristina Bendala cuida un patio enorme que no solo fue casa de vecinos (nada menos que una decena de familias vivían en él), sino también huerto, aprovechando espacios que hace tiempo quedaban en el interior de muchos recintos de la Axerquía.

Para muchos, directamente, es el patio con mayor esplendor botánico. Y es que, a pesar de que es solo la quinta vez que se presenta al concurso (para recibir tales elogios muchos patios deben esperar y atesorar décadas de experiencia), Balbuena ya tiene su recinto entre los 20 más premiados de los que compiten actualmente.

Este Patio, cuya casa se remonta a 1579, participó hasta 1980 en el Festival de Patios Cordobeses en tres ocasiones (1951, 1969, y 1980), produciéndose un paréntesis en la participación de dicho Festival.

Este Patio, ubicado en el casco antiguo de la ciudad, fue construido en 1984. Los dueños de esta vivienda unifamiliar se dedican por completo, durante el año, al mantenimiento de las plantas y a su cuidado ornamental, en el que destaca una amplia gama de minuciosos detalles que merecen la pena ser contemplados. El patio, abre sus puertas a toda aquella persona interesada por el cuidado de las plantas y aficionada a esta tradición cordobesa.

Ubicado en el barrio de los Toreros, se encuentra este patio cordobés de gran valor y de eterna esencia comunitaria que, aún hoy, es habitado por varios vecinos y vecinas en su mayoría de tradición artística.

Este Patio, cuyo propietario es Rafael Barón Jiménez, pertenece a una casa erigida recientemente siguiendo el estilo de la arquitectura más tradicional.

Patio institucional. La vivienda de Trueque 4 se constituye desde el año 2015 como el Centro Cultural Inmaterial de los Patios de Córdoba, un espacio expositivo permanente en el que el Ayuntamiento pretende mostrar a través de ocho salas y un taller todo lo relacionado con la fiesta declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Este Patio, cuya propietaria actual es Ana Muñoz Fimia, lleva presentándose a concurso desde 1975, siéndole concedido un Cuarto Premio y en multitud de ocasiones ha recibido Accésit, completándose ese palmarés con el Primer Premio en la categoría de Arquitectura Antigua obtenido en el año 2005.

Este Patio lleva presentándose al concurso más de una década en la categoría de Arquitectura Antigua. Es un Palacete Barroco fechado en 1782 como puede verse a la entrada. Su propietario, Manuel Cachinero Madueño, se encarga del regado y cuidado de las plantas.

La casa, situada en la calle Maese Luis n º 22, perteneció al Mayorazgo de la Marquesa de Alcañices. La primera venta de esta casa data del año 1803, en el que mediante Real Cédula, concedida por el Rey Carlos IV, le fue autorizada dicha venta, en unión con otros bienes más situados en la ciudad de Córdoba

En este patio sobresale su pórtico, cuya estructura de arcos de ladrillo visto de medio punto y columnas rematadas por capiteles toscanos se repiten en la planta inferior en tres de sus lados.

Este inmueble tiene su origen en las antiguas casas de vecinos, estructura que actualmente mantiene. Se trata de dos viviendas de la misma titularidad unidas por una puerta con zaguán. La fachada mantiene su original estilo barroco, mientras que el resto del edificio está reformado.

Actualmente se encarga del mantenimiento de este patio del Alcázar Viejo Lola Jurado Carmona. Tras varios años presentándose a concurso ha sido premiado en numerosas ocasiones.

La casa data del S.XVI conservando, en gran medida, su aspecto original, como son las vigas de madera del techo. Atravesando el oscuro zaguán, lleno de cachivaches antiguos, entramos en el pequeño pórtico que se abre al patio, de reducidas dimensiones, encontrándose la pila lavadero a la izquierda y sus habitaciones a la derecha.

Patio típico encuadrado dentro de la modalidad de Arquitectura Antigua. Cerrado durante varios años por obras, reabre de nuevo sus puertas para el deleite de todo ciudadano/a que lo visite. Impresiona al visitante la extrema sencillez de su decoración que lo hace aún más esplendoroso

Esta antigua casa de vecinos pertenece desde el año 1974 a la Asociación de Amigos de los Patios Cordobeses y fue establecida como su sede. Este inmueble es un extraordinario ejemplo de conservación, ya que no ha perdido el estilo arquitectónico que inicialmente poseía.